Inmigración Familiar

Áreas de Práctica > Inmigración Familiar

ABOGADOS DE INMIGRACIÓN FAMILIAR DE MIAMI

Davis & Associates es su bufete de abogados preferido de inmigración en Miami y en las zonas aledañas. Nuestros abogados ofrecen asesoramiento jurídico experto para todas los aspectos de la ley de inmigración, incluida la defensa de la deportación, los recursos de hábeas corpus y ordenamiento judicial, inmigración de patrocinio familiar, inmigración de patrocinio por empleo, inmigración de inversiones, cumplimiento del empleador, visas temporarias para empleo y universidad, residencia permanente, naturalización, procesamiento de visas consulares, exenciones y apelaciones.

Family immigration attorney in Dallas, TX | Davis & Associates Family Immigration Law Firm

PRÁCTICA DE INMIGRACIÓN FAMILIAR

Para muchas personas, la forma más fácil de adquirir una Visa de Inmigración o Tarjeta de Residencia o Green Card es a través del Patrocinio Familiar.

Algunos tipos de patrocinio familiar incluyen:

  • Tarjeta de residencia mediante matrimonio
  • I-485 Legalización del Estado Migratorio de Niño
  • Visa de Prometido/a

Para obtener su tarjeta o visa de residencia basada en la familia, llame a los Abogados Especialistas en Inmigración Familiar de Davis & Associates de Miami que se preocupan por usted y su familia.

PROGRAME SU CONSULTA GRATUITA HOY

VISAS FAMILIARES

Para las personas que deseen saber cómo se puede obtener una visa de inmigrante (también conocida como residencia permanente o tarjeta de residencia o "green card") a través de un familiar.

Los ciudadanos y los residentes permanentes de los Estados Unidos tienen la opción de solicitar al gobierno federal una visa de inmigrante para algunos miembros de la familia. Los ciudadanos estadounidenses pueden solicitar más categorías de miembros de la familia que los residentes permanentes.

La cantidad de tiempo entre la fecha en que se presenta la solicitud y la fecha en que el miembro de la familia realmente recibe la visa de inmigrante puede variar mucho, desde medio año hasta 20 años o incluso más.

El tiempo de espera está determinado por el estado migratorio del solicitante (¿es ciudadano o residente permanente?), la categoría del miembro de la familia para el que se realiza la solicitud y de qué nación es el miembro de la familia.

A continuación, se detallan los nombres y las descripciones de las categorías de los miembros de la familia para los que los ciudadanos y residentes permanentes pueden solicitar una visa:

SOLICITANTES DE LA CIUDADANÍA DE LOS ESTADOS UNIDOS

Familiares Inmediatos:

  1. Cónyuge
  2. Hijo soltero menor de 21 años
  3. Padre (el solicitante de la ciudadanía estadounidense debe ser mayor de 21 años)

Primera Preferencia

  1. Hijo soltero mayor de 21 años (y sus hijos)

Tercera Preferencia

  1. Hijo casado de cualquier edad (y su cónyuge e hijos)

Cuarta Preferencia

  1. Hermanos (y sus cónyuges e hijos)

SOLICITANTES DE RESIDENCIA PERMANENTE

Preferencia 2A

  1. Cónyuge
  2. Hijo soltero menor de 21 años (y sus hijos)

Preferencia 2B

  1. Hijo soltero mayor de 21 años (y sus hijos)

Cada año, el gobierno de los Estados Unidos autoriza una cantidad determinada de visas de inmigrante para las categorías basadas en la familia. Cada año, ciudadanos y residentes permanentes presentan más cantidad de solicitudes para los miembros de su familia que las visas de inmigrante que están autorizadas. Esto ha creado una copia de seguridad de años en el sistema.

El gobierno asigna una prioridad a cada uno de los diferentes tipos de solicitudes familiares. Algunas relaciones familiares tienen más prioridad que otras, lo que significa que esos miembros de la familia generalmente obtendrán su residencia permanente más rápido.

El gobierno también prioriza las solicitudes de visas de inmigrantes basadas en el país del que el miembro de la familia está migrando. México, China, India y Filipinas tienen tiempos de espera individuales porque los miembros de familias de estos países solicitan una gran cantidad de visas de inmigrantes.

Las categorías de relaciones familiares con la más elevada prioridad tienen un nombre especial. Se las llama "familiares inmediatos". Los cónyuges, los hijos solteros menores de 21 años y los padres de ciudadanos estadounidenses son familiares inmediatos. Los familiares inmediatos obtienen visas de inmigrante inmediatamente. Una vez que la solicitud preliminar del ciudadano estadounidense es aprobada por los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los EE. UU., el familiar inmediato puede presentar enseguida una solicitud para la visa de inmigrante, a veces incluso puede presentarse junto con la solicitud inicial.

Las relaciones familiares que no sean familiares inmediatos se llaman "categorías de preferencia". Las personas en categorías de preferencia deben esperar hasta que se encuentre disponible una visa de inmigrante para sus casos antes de que puedan realizar una solicitud. Toda solicitud presentada por un ciudadano o residente permanente que se aprueba recibe una fecha de prioridad (generalmente, es la fecha aproximada en la que la USCIS recibió la solicitud). El Departamento de Estado de los EE. UU. publica un boletín de visas mensualmente, que enumera cada categoría de preferencia con una fecha.

Las visas de inmigrante son accesibles para cualquier persona en esa categoría de preferencia cuya fecha de prioridad sea anterior a la fecha en el boletín de la visa. Esperar una fecha de prioridad para ingresar en el estado de actual puede tomar muchos años.

Una vez que la visa de inmigrante esté disponible para el miembro de la familia inmigrante, otros factores como el historial de inmigración, los antecedentes penales y la ubicación actual de la persona identificarán dónde califica para solicitar la residencia permanente y dónde debe presentar la solicitud: dentro o fuera de los Estados Unidos.

Es esencial que consulte a un abogado que sea experto en la ley de inmigración de los EE. UU. antes de presentar una solicitud ante el gobierno.

PROGRAME SU CONSULTA GRATUITA HOY

VISAS PARA DETERMINADAS VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DOMÉSTICA

Ciertas personas que sufren maltrato por parte de ciudadanos y familiares de residentes permanentes legales de los EE. UU. pueden calificar para obtener una visa de inmigrante.

La inmigración a través de un ciudadano de los EE. UU. o un miembro de la familia de un residente permanente, por lo general, requiere que el ciudadano o el residente permanente presenten la solicitud y lleven a cabo el proceso de inmigración hasta el final, a menudo con una entrevista en la USCIS.

Esto significa que el ciudadano o residente permanente tiene el control completo del proceso de inmigración para el miembro de su familia; debe ser él/ella la persona que inicie el proceso y puede rescindirlo en cualquier momento.

En las relaciones donde exista violencia doméstica, el ciudadano o residente permanente puede abusar de este control como una forma más de lastimar al ser querido mediante amenazas de revocar o retrasar el proceso de inmigración, o con amenazas de deportación.

Ley de Violencia contra la Mujer (VAWA, por sus siglas en inglés)

El Congreso aprobó la Ley de Violencia contra la Mujer (VAWA) con el fin de ayudar a las víctimas indocumentadas de violencia doméstica a obtener el estado de residente permanente independientemente del ciudadano o miembro de la familia con residencia permanente que ejercen el abuso.

Las categorías de personas que pueden presentar solicitudes según la Ley VAWA son:

  • Los cónyuges maltratados de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales pueden presentar una solicitud. Los hijos solteros menores de 21 años del cónyuge maltratado pueden incluirse en la solicitud, independientemente de si el niño sufrió o no abusos.
  • Los padres de niños que hayan sido abusados ​​por sus padrastros ciudadanos o residentes permanentes pueden presentar una solicitud. Los otros hijos solteros menores de 21 años pueden incluirse en la solicitud, independientemente de si el niño sufrió o no abuso.
  • Los hijos solteros menores de 21 años que hayan sido abusados ​​por sus padres ciudadanos o residentes permanentes pueden presentar una solicitud. Los hijos solteros menores de 21 años se pueden incluir en la solicitud, independientemente de si el niño sufrió o no abuso.
  • Los padres que hayan sufrido abuso por parte de hijos adultos estadounidenses pueden presentar una solicitud.

Una solicitud de la Ley VAWA se presenta mediante el formulario I-360 y requiere una serie de documentación bastante extensa. Existen requisitos particulares que deben ser probados para que la USCIS apruebe una solicitud de la Ley VAWA. Por lo general, los requisitos son:

  • Evidencia del estado de inmigración del abusador. El estado del abusador puede constatarse mediante una copia de su partida de nacimiento, pasaporte, certificado de naturalización o tarjeta de residencia permanente.
  • Prueba de la relación entre el abusador y la persona indocumentada. Esto incluye actas de matrimonio, partidas de nacimiento y actas de divorcio.
  • Evidencia del abuso y el efecto del abuso en la persona indocumentada. Esto, por lo general, se constata mediante informes policiales, informes de arrestos, órdenes de protección, órdenes de restricción, documentos judiciales, historias clínicas, facturas médicas u hospitalarias, fotografías, informes de noticias, cartas de asesoramiento y cartas de personas que estén al tanto del abuso en el momento que ocurrió.
  • Evidencia de conducta intachable de la persona indocumentada.  La USCIS requiere que el solicitante por la Ley VAWA obtenga un certificado de antecedentes penales en cada ciudad donde haya vivido durante los últimos tres años, si el solicitante vivió en esa ciudad durante más de seis meses.

Si se aprueba la solicitud de la Ley VAWA, el cónyuge, hijo o padre maltratado puede solicitar la residencia permanente de acuerdo con la solicitud una vez que la fecha de prioridad sea actual. Los antecedentes migratorios, penales y las historias clínicas únicos de cada solicitante deben examinarse completamente para determinar si pueden solicitar una tarjeta de residencia, y cómo y dónde.

LEGALIZACIÓN DEL ESTADO DE INMIGRANTES INDOCUMENTADOS

La legalización de estado es el proceso de solicitud de una visa de inmigrante ("green card") en los Estados Unidos. ¿Cómo puede un inmigrante indocumentado solicitar una legalización de estado?

Es necesario definir a un inmigrante indocumentado como una persona que vive o trabaja en los Estados Unidos y que ha ingresado ilegalmente o ahora quedó en un estado ilegal.

Cuando una persona indocumentada esté en condiciones de solicitar una visa de inmigrante (a través de una relación familiar, un empleador, etc.), deberá determinar el proceso adecuado para solicitar la visa de inmigrante. La visa se puede obtener tanto fuera como dentro de los Estados Unidos.

Existen dos maneras de que un inmigrante indocumentado solicite la residencia permanente en los Estados Unidos y evite la necesidad de regresar a su país de nacimiento o ciudadanía.

FAMILIARES INMEDIATOS QUE INGRESARON LEGALMENTE

La ley de inmigración permite que ciertas personas soliciten un ajuste de estado independientemente de que se encuentren en los EE. UU. ilegalmente o hayan trabajado en los EE. UU. sin autorización, siempre que la persona pueda demostrar que ingresó al país de forma legal. Estas personas se llaman "familiares inmediatos" e incluyen:

  • Cónyuges de ciudadanos estadounidenses.
  • Hijos solteros menores de 21 años de ciudadanos estadounidenses.
  • Padres de ciudadanos estadounidenses (los ciudadanos deben ser mayores de 21 años).

Un familiar inmediato que solicita la residencia permanente a través de su cónyuge, padre o hijo ciudadano estadounidense y que pueda probar que fue inspeccionado y admitido en un puerto de entrada por los servicios de inmigraciones de los EE. UU., tiene el derecho de solicitar la residencia permanente mediante el formulario I-485 en los Estados Unidos.

PERSONAS PROTEGIDAS POR 245 (i)

Para aquellas personas que ingresaron legalmente, no mantuvieron su estado legal y NO son familiares inmediatos, y para aquellas personas que ingresaron ilegalmente, aún existe la posibilidad de solicitar la legalización de estado.

La sección 245 (i) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad permite que dicha persona legalice su estado a residente permanente si reúne ciertas condiciones y paga una multa de $1000.

Se debe haber presentado una solicitud de visa o certificación laboral a su nombre con fecha anterior al 30 de abril de 2001, o en esa fecha. Si la solicitud de visa o certificación laboral se presentó entre el 15 de enero de 1998 y el 30 de abril de 2001, el solicitante debe verificar que estuvo físicamente presente en los Estados Unidos el 21 de diciembre de 2000.

Si la solicitud de visa o certificación laboral se presentó antes del 15 de enero de 1998, el solicitante no debe demostrar que se encontraba en los Estados Unidos en una fecha determinada.

No es necesario que la persona obtenga una visa de inmigrante a través de la solicitud o certificación laboral presentada antes del 30 de abril de 2001. Esa solicitud o certificación se puede usar como medio para calificar para el legalización de estado conforme a la sección 245 (i) al obtener una visa de inmigrante a través de una solicitud presentada muchos años después, por ejemplo, por un reciente cónyuge ciudadano estadounidense.

Si una persona presentó una solicitud de visa o una certificación laboral en su nombre antes del 30 de abril de 2001, asegúrese de consultar con un abogado especialista en inmigración con experiencia para determinar si está protegido conforme a la sección 245 (i).

NO TODAS LAS PEROSNAS QUE CALIFICAN PARA SOLICITAR LA LEGALIZACIÓN DE ESTADO CALIFICARÁN PARA LA RESIDENCIA PERMANENTE

Cumplir con los requisitos para solicitar la legalización de estado en los Estados Unidos es solo una parte del proceso. El solicitante aún debe calificar para la residencia permanente.

La ley de inmigración determina varios temas que impedirán que una persona obtenga la residencia permanente, incluidos los antecedentes penales, de inmigración y la historia clínica de una persona.

Es extremadamente importante que una persona se reúna con un abogado con experiencia en leyes de inmigración antes de solicitar cualquier beneficio de inmigración, incluida la legalización de estado.

Las consecuencias de solicitar un estado para el que no califica podrían ser extremas, incluida la deportación.

PROGRAME SU CONSULTA GRATUITA HOY